PROSPERIDAD FINANCIERA

Ministerio Plenitud Bolivia > Blog > CULTO FAMILIAR > PROSPERIDAD FINANCIERA
  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: PROSPERIDAD FINANCIERA
TEXTO: PROVERBIOS 23:13

INTRODUCCIÓN
Todos tenemos oportunidad de prosperar financieramente porque todos hemos recibido algo de parte de Dios, hasta el pobre tiene un barbecho que puede usar para prosperar.

I. SI QUEREMOS PROSPERAR, TENEMOS QUE MIRAR LO QUE TENEMOS
A. La Biblia dice que en el terreno que no se siembra hay abundancia de pan. Existen personas que no le sacan provecho lo que tienen porque no consideran que sea útil para prosperar.
B. El profeta Eliseo le ayudó a una viuda pobre y endeudada, y le preguntó qué es lo que tenía en su casa, y ella le dijo que sólo tenía una vasija de aceite. Luego le dijo que se prestará vasijas porque el aceite se multiplicaría (2 Reyes 4:1-7).
C. La viuda multiplico el poco aceite, lo vendió y pago su deuda. ¿Que tiene para prosperar? Hay que mirar lo que tenemos porque eso es lo que Dios va usar para hacer grandes cosas.
D. La bendición de Dios no añade tristeza (Proverbios 10:22). Dios no te va quitar lo poco que tienes, va multiplicar lo poco que tienes.

II. SI QUEREMOS PROSPERAR, TENEMOS QUE INVERTIR EN LO QUE QUEREMOS
A. La Biblia menciona que un hombre encontró un tesoro pero para comprar el campo donde estaba el tesoro, fue y vendió todo lo que tenía (San Mateo 13:44).
B. Hay ocasiones donde tenemos que preguntarnos si vale la pena lo que tenemos o lo invertimos en lo que deseamos hacer.
C. El peor error que podemos cometer es invertir en algo que no conocemos. El hombre invirtió en un campo que conocía. No se puede invertir en un negocio que no se conoce porque podríamos tener pérdidas.
D. Las inversiones muchas veces requieren que nos deshagamos de ciertas cosas en nuestra vida. Hay que deshacer de lo que se tiene por lo que quiere.
E. Todo aquello que se come tus ahorros es del diablo. Muchas veces tenemos la cultura de no deshacernos de las cosas viejas y las cosas viejas sale caro mantenerlas y es mejor deshacernos de ellas.

III. SI QUEREMOS PROSPERAR, TENEMOS QUE GUIARNOS POR PRESUPUESTOS
A. La Biblia nos enseña que si queremos edificar una torre tenemos que hacerlo en base a un presupuesto para que no terminemos siendo la burla de otras personas (San Lucas 14:28-29).
B. El presupuesto es el cálculo anticipado del coste de una obra o de un servicio. Esto no quiere decir que no seamos hombres de fe porque la fe no es contraria a la razón pero es superior a ella.
C. Lo material no solo requiere una mirada de fe sino de planes, proyectos y presupuestos claros. Tenemos que saber lo que realmente necesitamos para presentárselo a Dios en oración porque Él es quien suple nuestras necesidades (Filipenses 4:19).
D. Jesús nunca hizo nada sin que la persona exprese lo que quería. Las necesidades se transforman en planes y proyectos que pueden ser respaldados por Dios.

CONCLUSIÓN
En la prosperidad es importante el papel de los cónyuges porque si hay desorden en su administración financiera van a quedar pobres. Como matrimonio, sigan estos consejos para que logren prosperar financieramente como pareja.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería