PECADOS QUE ESTORBAN LA BENDICIÓN DE DIOS

  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: PECADOS QUE ESTORBAN LA BENDICION DE DIOS
TEXTO: NÚMERO 14:20-24

INTRODUCCIÓN
En la Biblia vemos que Dios siempre tuvo el deseo de bendecir a su pueblo, por esa razón, los saco de la esclavitud de Egipto y les prometió introducirlos en una tierra que fluye leche y miel, sin embargo, vemos que una nueva generación entró a la tierra prometida y no aquella que había salido de Egipto ¿Porqué?
La Biblia dice que ellos en diez ocasiones habían tentado, fallado o enojado a Dios, y esas fueron las razones por las cuáles Dios los castigó y no los dejó entrar a la tierra prometida.
¿Qué fue lo que hicieron?

I. SE QUEJARON CONTINUAMENTE
A. La queja es el resentimiento o disgusto que se tiene por la actuación o el comportamiento de alguien. También es la protesta que se hace ante una autoridad a causa de un desacuerdo o una inconformidad.
B. En este caso, el pueblo de Israel continuamente estuvo inconforme y se quejó a oídos de Jehová ¿Cuál fue el motivo de su queja? Se cansaron de comer el maná del cielo y querían comer carne (Número 11:1, 4-6).
C. En vez de estar agradecidos porque Dios los sacó de la esclavitud de Egipto, ellos se disgustaron contra Moisés y contra Dios. La Biblia dice que tenemos que ser agradecidos en todo tiempo (1 Tesalonicenses 5:18).
D. Nunca se queje, en la vida hay momentos buenos pero también hay momentos malos, sencillamente debemos ser agradecidos porque las personas agradecidas siempre son bendecidas.
E. Dios no se agrada de las personas quejosas porque siempre están insatisfechas de todo. Si queremos ser bendecidos, tenemos que cambiar de actitud, hay que cambiar las quejas por la gratitud a Dios.

II. MURMURARON TODO EL TIEMPO
A. La murmuración es el comentario que se hace de una persona que no está presente, tratando de que esta no se entere y con la finalidad de hacerle daño o de molestarla.
B. En la Biblia encontramos que el pueblo de Israel en varias ocasiones murmuró contra Moisés y contra Dios:
1. El pueblo murmuro cuando no pudieron beber las aguas de Mara porque eran amargas (Éxodo 15:22-26).
2. En el desierto de Sin el pueblo murmuró contra Moisés porque no tenían que comer (Éxodo 16:1-3).
3. Cuando acamparon en Refidim el pueblo murmuró porque no había agua para que bebiesen (Éxodo 17:1-7).
4. El pueblo murmuró contra Moisés después de la rebelión de Coré (Éxodo 16:41).
C. Normalmente las personas quejosas son personas murmuradoras. El hablar en contra de alguien dañando su dignidad es desagradable para Dios. La Biblia dice que no tenemos que murmurar para no perecer (1 Corintios 10:10).
D. Las personas que murmuran son las personas que no oyen la voz de Dios (Salmos 106:25). En vez de murmurar tenemos que buscar a Dios, en vez de quejarnos tenemos que pasar tiempo en la presencia de Dios. El hombre que no ora termina quejándose y murmurando, pero la persona que ora termina glorificando a Dios.

III. SE REBELARON CONTRA LA AUTORIDAD
A. La rebelión es el levantamiento en contra de una autoridad, especialmente cuando se levanta con el fin de derrocarlo y sustituirlo.
B. Las personas quejosas y murmuradoras son personas rebeldes. Fueron los quejones del pueblo de Israel que dijeron: “Designemos un capitán y volvámonos a Egipto” (Número 14:4). Ellos estaban desconociendo la autoridad de Moisés después de que no pudieron entrar a la tierra prometida.
C. También, vemos que Coré se rebeló contra Moisés con aproximadamente unos 250 varones del pueblo de Israel pero ellos terminaron siendo tragados por la tierra (Números 16:1-5; 31-33).
D. El diablo fue el primer rebelde, quiso ser semejante al Altísimo pero Dios no comparte su gloria con nadie y lo echo del cielo. Dios castiga la rebeldía (Isaías 1:28).
E. Tenemos que aprender a ser sumisos y obedientes porque por causa de la rebeldía el pueblo de Israel perdió la tierra prometida.

CONCLUSIÓN
Dios siempre perdona nuestros pecado pero cuando hay un verdadero arrepentimiento en la persona. Tristemente vemos que hay personas que no se han arrepentido de verdad por eso no hay un cambio en su vida y siguen cometiendo los mismos pecados, es ahí cuando Dios decide castigarnos. Eso fue lo que paso con el pueblo de Israel, fueron diez las ocasiones en las cuales este pueblo provoco a Dios y nunca hubo un sincero arrepentimiento en ellos, entonces, Dios terminó castigándolos y ellos terminaron perdiendo la tierra prometida. Apártese del pecado y no pierda su bendición.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería