LO QUE DEMANDE EL REINO DE LOS CIELOS (CM)

Ministerio Plenitud Bolivia > Blog > CUMBRE DE LÍDERES MUJERES > LO QUE DEMANDE EL REINO DE LOS CIELOS (CM)
  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: LO QUE DEMANDA EL REINO DE LOS CIELOS
TEXTO: SAN MATEO 13:44-46

INTRODUCCIÓN
Jesús compara el reino de los cielos con un tesoro escondido y con una perla de gran precio, y por medio de estas dos comparaciones, queremos hablar de las cosas que demanda el reino de los cielos.

I. EL REINO DE LOS CIELOS DEMANDA BÚSQUEDA
A. La Biblia dice que un hombre encontró un tesoro escondido en un campo y el mercader que buscaba perlas, encontró una perla preciosa. Jesús dijo que primero tenemos que buscar el reino de los cielos (San Mateo 6:33).
B. Algunos todavía no han encontrado el reino de los cielos porque no tienen la intención de buscarlo. Otros han encontrado el reino de los cielos porque lo buscaron pero también hay quienes han encontrado el reino de los cielos y no le dieron la importancia de vida.
C. Algunos encontraron en el reino de los cielos lo que buscaban pero luego abandonaron el reino de los cielos.
D. El mercader encontró la perla porque la buscó; encontrar lo que se busca y abandonarlo no es sabio. En el reino de los cielos hay algo mucho mejor y si lo encontró no lo abandone.
E. Hay personas que vienen a los caminos del Señor por el tesoro que se ofrece y no por el reino de los cielos, y reciben sanidad, milagro, liberación, restauración pero posteriormente abandonaron el reino de los cielos. El es sabio se queda en el reino de los cielos con todo lo que ofrece.

II. EL REINO DE LOS CIELOS DEMANDA COMPROMISO
A. Jesús compara el reino de los cielos con un tesoro escondido pero este tesoro es encontrado por un hombre ¿Cuál sería su reacción si encuentra un tesoro en un terreno que no es suyo?
B. El reino demanda compromiso. Muchas personas no disfrutan del tesoro porque no quieren comprometerse con el campo, muchos no disfrutan de lo que el reino tiene porque no se quieren comprometer el reino de los cielos.
C. Muchos quieren ser cristianos de manera ocasional pero el reino de los cielos demanda compromiso.
D. Las personas sin compromiso no tienen derecho al tesoro que el campo ofrece. Hoy en día en la fe tenemos personas sin compromiso y no prosperan.

III. EL REINO DE LOS CIELOS DEMANDA INVERSIÓN
A. En ambos casos, tanto el hombre que encontró el tesoro como el que encontró la perla preciosa, vendieron todo lo que tenían para comprar lo que habían encontrado.
B. El tesoro encontrado motivo al hombre a deshacerse de todo lo que tenía para comprar el campo donde estaba el tesoro. Decidió invertir todo en el reino de los cielos.
C. Vale la pena deshacerse de lo que no vale, ese hombre se deshizo de todo lo que tenía. Muchas cosas en esta vida no tienen el valor que tienen las cosas de Dios y si queremos las bendiciones de Dios, tenemos que deshacernos primero de las cosas que tenemos.
D. El enemigo de las bendiciones de Dios son las cosas que tenemos porque lo que tenemos no permite que ingrese lo que Dios quiere darnos. Soltar aquello es permitir que el Señor nos entregue la perla preciosa o el tesoro escondido.
E. Hay personas que solo se satisfacen con un poco de lo que el reino de los cielos ofrece pero hay más.

CONCLUSIÓN
En el evangelio hay tesoros, hay bendición para nuestra vida. Tenemos que reconocer que el reino de los cielos tiene más bendición de lo que nosotros imaginamos, sin embargo, muchos solo quieren solo beneficios pero no quieren invertir en el reino de los cielos.
Cuando hay la oportunidad de invertir algo en el reino de los cielos, no se detenga porque la inversión que hará no se compara con la bendición que recibirá. Invierta en los desafíos que hay en su iglesia, apoye la obra que se hace.
Como iglesia en este tiempo estamos edificando un altar para Dios y solo los hombres de altar invierten en el altar. Las personas muchas veces hacen un altar para su ídolo, pero nosotros levantaremos un altar para el Dios verdadero.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería