LO PRIMERO PARA DIOS

  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: LO PRIMERO PARA DIOS
TEXTO: JOSUÉ 6:17-19

INTRODUCCIÓN
A través de la historia de la conquista de Jericó, la primera ciudad que conquistó el pueblo de Israel al entrar a la tierra prometida, nos damos cuenta de lo importante que es dar lo primero para Dios.

I. CUANDO ENTENDEMOS QUE LO PRIMERO ES PARA DIOS CONQUISTAMOS BENDICIONES
A. Josué sabía que aquella conquista no les pertenecía porque tanto él como el pueblo no hubieran podido conquistar Jericó sino fuera Dios. Las conquistas no dependen de nosotros, dependen de Dios.
B. Cuando reconocemos que todo lo que hemos conquistado ha sido gracias a Dios, entonces, lo honramos dándole siempre lo primero. La Biblia dice que tenemos que honrarlo con las primicias de nuestros bienes (Proverbios 3:9-10).
C. Josué entendió que lo primero es para Dios, por esa razón, le dijo al pueblo que cuando tomen la ciudad toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, serían consagrados a Jehová y entrarían en el tesoro de Jehová.
D. Necesitamos ser agradecidos con Dios porque gracias a Él disfrutamos de muchas bendiciones conquistadas.

II. CUANDO TOMAMOS DE LO QUE LE PERTENECE A DIOS LAS CONQUISTAS SE DETIENEN
A. Fue grande la victoria que Josué y el pueblo tuvieron en Jericó, sin embargo, Acán había tomado de aquello que le pertenecía a Dios. ¿Qué tomado? Un manto babilónico, doscientos siclos de plata y un lingote de oro de cincuenta siclos.
B. Josué no sabía de aquél pecado y quiso continuar con su conquista, y envió a tomar la ciudad de Hai, una ciudad más pequeña que Jericó, pero no pudieron hacerlo.
C. Al ser derrotados Josué se postró para orar a Dios y fue ahí cuando Dios le dice que había pecado en el pueblo. Cuando tomamos lo que le pertenece a Dios, las conquistas de bendiciones se detienen en nuestra vida.
D. Lo que es de Dios se debe de respetar para no tener derrotas o pérdidas en nuestra vida. ¿Qué es de Dios? Los diezmos son de Dios, las primicias son de Dios, las ofrendas son de Dios.
E. Quién toma lo que es de Dios y no se arrepiente, termina mal. Acán y su familia murieron apedreados por causa de no honrar a Dios.

CONCLUSIÓN
Si queremos seguir conquistando bendiciones para nuestra vida, tenemos que entender que hay un solo requisito: “Lo primero para Dios”. Póngalo en práctica y siempre tendrá victoria en sus desafíos de la vida.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería