LA BENDICIÓN EN LA ORACIÓN

  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: LA BENDICIÓN EN LA ORACIÓN

TEXTO: SAN MATEO 6:5-15; SAN MARCOS 11:22-26

INTRODUCCIÓN

La Biblia dice: “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.” (San Marcos 11:22-26).

Así como saber leer o escribir es una bendición, así también saber orar correctamente a Dios para recibir las bendiciones de Dios. Hoy le vamos a enseñar a orar para que pueda disfrutar de todo lo que la Biblia ofrece a los creyentes que oran a Dios.

Nuestro modelo de oración es Jesucristo sin desmerecer a los hombres que enseña la Biblia que oraban a Dios siempre. Entonces, cuando aprendemos a orar, descubrimos que hay bendición en la oración.

Hoy en día hay muchas personas que han reconocido a Jesús como Señor y Salvador, ellos necesitan aprender a orar para que sean bendecidos. A veces hay estorbos en la oración por eso muchas veces no reciben la bendición en la oración.

 

 

I. LA ORACIÓN TRAE RECOMPENSA

A.  La Biblia dice que todos los que oran tienen recompensa. Tenemos que orar correctamente para que tengamos recompensa de Dios y no hay mayor recompensa para los que oran que Dios mismo los escuche.

B.  La Biblia dice que Dios está dispuesto a escucharnos.

  1. Dios escuchó a Josué y el sol se detuvo (Josué 10:12-13).
  2. Dios escucho al profeta Elías y fue cayó (1 Reyes 18:36-38).

C.  Muchas personas quieren bendición sin oración. Muchos quieren que Dios haga algo sin que ellos le pidan a Dios.

 

D.  ¿Cuánto tiempo ora? Hay personas que dicen que no tienen tiempo para orar pero ahora todos tienen tiempo para orar. Si es hijo de Dios tiene que hablar con Dios su padre. ¿Qué hijo no habla con Dios? Solo el hijo que está perdido en el mundo no habla con su padre. Como hijos tenemos el privilegio de orar a Dios en todo tiempo y en todo lugar.

E.  La oración requiere privacidad. Cuando ora en su aposento en secreto, Dios lo escucha y Dios lo visita. La persona que no está orando está pecando. Muchas personas han dejado de orar y han perdido su bendición.

F.  El fin de la oración es que debemos buscarle porque le amamos. No hay mayor privilegio que orar a Dios nuestro Padre.

 

II.   LA FALTA DE PERDÓN ES UN ESTORBO EN LA ORACIÓN

A.  Jesús después de enseñarnos que Dios es nuestro Padre, nos enseña a perdonar; Él siempre enseñó la importancia de perdonar. El que no aprende la enseñanza del perdón, pierde la bendición de la oración.

B.  No hay persona perfecta, solo Dios es perfecto, por eso, tenemos que aprender a perdonar. Las personas que no perdonan tienen un corazón resentido contra su prójimo, por eso, en vez de pensar en Dios piensan en la persona que no han perdonado.

C.  En una ocasión, dos discípulos pidieron que caiga fuego del cielo y consuma un pueblo que no les dejo pasar, pero Jesús les dijo que no vino a condenar sino a salvar el mundo.

“Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de él, los cuales fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos. Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén. Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.” (San Lucas 9:51-56).

D.  Si no puede perdonar, Dios no lo va escuchar. Muchas personas crecen con heridas en el corazón por causa de sus padres pero tienen que olvidar el pasado si quieren tener un futuro feliz.

E.  La falta de perdón también es un pecado como la idolatría; Muchas veces la persona cuando quiere orar, en vez de pensar en Dios piensa en la persona que lo ha herido. Cuando está orando tiene que pensar en Dios porque de lo contrario no podrá tener comunión con Dios.

F.  Dios nos perdonó, por eso, tenemos que perdonar. Las personas que oran son felices y tienen paz, pero las personas que no oran están atrapadas por su pasado.

G.  Cuando alguien ha perdonado, empieza a hablar bien de esa persona pero quien no ha perdonado todavía sigue hablando mal de su prójimo

H.  Nadie va entrar al cielo con un corazón amargado, todos tienen que tener un corazón limpio.

 

III.        LA FALTA DE FE ES UN ESTORBO EN LA ORACIÓN

A.  El que no tiene fe en Dios no busca a Dios en oración. Orar es una necesidad y es una demostración de su fe en Dios. Cuando alguien tiene fe, busca a Dios en oración.

B.  Nunca aparte su fe en Dios para ponerla en el hombre. Muchas veces los creyentes están más apegados a lo que dicen las personas que a lo que dice Dios porque han abandonado la oración.

C.  Cuando oramos podemos escuchar la voz de Dios. Las personas que no oran, solo escuchan palabra de hombres porque no oran a Dios.

D.  No pierda su fe en Dios y la prueba de que tiene su fe en Dios es que sigue orando. La fe crece cuando oímos la palabra de Dios y cuando crecemos en fe perseveramos en la oración.

E.  Cuando oramos comenzamos a ver las cosas desde la perspectiva de Dios y nuestra fe se fortalece para vencer nuestros problemas.

F.  La fe es orar hoy a Dios pensando en el futuro; pasar tiempo en la oración trae revelación de Dios. Los que andan lejos de la voluntad de Dios, es porque están lejos de la oración.

CONCLUSIÓN

No deje que la falta de perdón y la falta de fe lo alejen de la oración. Hoy es el tiempo de orar más que nunca porque hay bendición en la oración.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería