DISCIPULANDO MULTITUDES (CUMBRE DE MUJERES)

  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: DISCIPULANDO MULTITUDES
TEXTO: SAN JUAN 6:1-15, 60-70

INTRODUCCIÓN
La orden o mandamiento de Jesús fue hacer discípulos, lamentablemente hoy en día existen muchos creyentes pero pocos discípulos. Nuestro desafío es discipular a esa multitud de creyentes y transformarlos en discípulos de Cristo.

I. EL DISCÍPULO SIRVE A LAS MULTITUDES
A. Jesús estaba con sus discípulos sentados en un monte y una gran multitud le seguía por causa de las señales que hacía, y Jesús involucró a sus discípulos en el servicio de la alimentación de la multitud.
B. Claramente vemos a dos discípulos, Felipe y Andrés, preocupados en darle de comer a las multitudes, el primero dice que doscientos denarios de pan no bastarían y el segundo trae un muchacho que tenía cinco panes y dos pececillos, pero en ambos casos no eran suficiente.
C. Jesús ayuda a la fe de estos dos discípulos y multiplica los peces y panes, luego le reparte a sus discípulos y los discípulos lo reparten a la multitud que estaba sentada, y cuando todos estaban saciados, dijo a sus discípulos que recojan lo que había sobrado para que no se pierda nada.
D. La solución no vino de la gente nueva, vino de los discípulos. Las multitudes nunca le dan solución a los problemas, el discípulo le da solución a los problemas. Las multitudes son parte del problema, en cambio, el discípulo es parte de la solución del problema. Las multitudes espera ser servida, el discípulo sirve a las multitudes.
E. Hoy en día hay muchas personas que asisten a la iglesia, son parte de las multitudes pero son pocas las personas que han decidido ser discípulos por eso son pocas las personas que sirven en la iglesia.

II. EL DISCÍPULO ES CONFRONTADO CON LA PALABRA
A. La multitud siempre busca pan y pescado, es decir, las señales pero cuando comienzan a ser confrontados con la palabra de Dios, se enojan, se recienten y murmuran contra su cobertura.
B. La murmuración es hablar entre dientes manifestando queja o disgusto, y lo único que hace la murmuración es dañar a personas inocentes. Así estaban hablando los discípulos de Jesús al ser confrontados con la palabra.
C. La predicación del pastor prueba el corazón del discípulo. Los creyentes que comienzan a murmurar de su pastor, terminan traicionando a su pastor. Los creyentes que empiezan a murmurar contra su cobertura, terminan descarriándose.
D. El pecado de murmuración no viene de afuera hacia adentro, comienza adentro y termina dañando vidas. En el desierto Dios castigo la murmuración con mordidas de serpientes (Números 21:4-9).
E. El diablo fue al jardín del Edén para hablar mal de Dios y el hombre terminó creyendo sus mentiras. El único que habla mal de la iglesia es el diablo y cuando las personas murmuran en contra de la iglesia, le dan lugar al diablo.
F. El que habla mal de alguien, pronto hablará mal de otros. No se puede recibir a un creyente que viene murmurando en contra de un pastor porque pronto hará lo mismo con aquél pastor que lo recibe.
G. El discípulo sabe que la palabra de Dios, son espíritu y son vida. El verdadero discípulo busca palabras de vida eterna. El discípulo busca la palabra, en el templo y por las casas (Hechos 5:42).

III. EL DISCÍPULO PERMANECE EN EL LUGAR QUE DIOS LO HA PUESTO
A. La Biblia dice que después de ser confrontado muchos discípulos volvieron para atrás pero quien es discípulo de verdad permanece en lugar que Dios lo ha puesto.
B. Los creyentes que andan de ministerio en ministerio no son discípulos, solo son simpatizantes y con ellos no se puede contar en los desafíos.
C. En el tiempo de Jesús, había muchos movimientos para seguir pero Pedro hablando con sinceridad reconoció que sólo Jesús tenía palabras de vida eterna. El que conoce la palabra de Dios nunca abandona a su cobertura.
D. Quien no es discípulo vuelve hacia atrás pero quien es discípulo permanece fiel siguiendo a Cristo.

CONCLUSIÓN
Tenemos que preocuparnos en formar discípulos porque son los discípulos quienes sirven, son ellos los que están dispuestos a ser transformados por la palabra y son ellos los que permanecen fieles.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería