CUATRO LECCIONES PARA EMPEZAR UN NUEVO TIEMPO

  • Escrito por: Miguel H.

TEMA: CUATRO LECCIONES PARA EMPEZAR UN NUEVO TIEMPO
TEXTO: SAN JUAN 2:1-11

INTRODUCCIÓN

La Biblia dice: “Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.” (San Juan 2:1-11)
Este pasaje bíblico nos cuenta la historia de Jesús cuando realizó su primer milagro durante su ministerio terrenal. En Caná de Galilea se estaba realizando una fiesta de bodas pero se les acabó el vino, el cual era uno de los elementos más importantes en la realización de una fiesta Judía.
Desde un enfoque espiritual, el vino también representa la alegría y el gozo del Espíritu Santo, sin embargo, el diablo lucha todos los días para terminar con la alegría de la humanidad pero si Jesús está con nosotros tendremos un nuevo tiempo de felicidad. Cuando algo llega a su final, es señal de que algo nuevo está por comenzar.

I. NUNCA DEJES FUERA DE TU VIDA AL QUE SUPLE TODAS TUS NECESIDADES
A. Puedes rodearte de mucha gente importante, pero si Jesús no ocupa el primer lugar en tu vida en cualquier momento se te acabará el vino y ahí se terminará la felicidad en tu vida.

B. ¿A quién tienes como lo más importante en tu vida? Dios tiene que ser lo más importante en tu vida: “¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.” (Salmo 73:25).
C. Cuando tenemos a Jesús en nuestra vida, nuestras necesidades siempre son suplidas: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:19).

II. NUNCA COLOQUES EL PROBLEMA EN EL NIVEL DE LA PALABRA
A. María se acercó y le habló a Jesús de la falta de vino porque según la costumbre, sin este elemento no tendría sentido proseguir con la fiesta y todos deberían marcharse.
B. Jesús le dijo a María que no había llegado su tiempo de hacer milagros, porque en aquel lugar todos estaban enfocados en la fiesta y María estaba enfocada en el problema y no en la palabra (vs 4).
C. La Biblia dice que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda la palabra que sale de la boca de Dios (San Mateo 4:4). Tenemos que priorizar la palabra y colocar en el nivel que merece.
D. María entonces les dijo “HAGAN LO QUE ÉL LES DIGA” (Vs 5). Dios se mueve por leyes establecidas en su palabra. Recuerde que Pedro dijo: “EN TU PALABRA LANZARÉ LA RED” y le funcionó: “Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.” (San Lucas 5:5).

III. LA OBEDIENCIA LLAMA NUEVOS TIEMPOS
A. Jesús les dio una orden “LLENAD ESTAS TINAJAS DE AGUA” y ellos obedecieron el comando de Jesús.
B. Alguien dijo que toda acción provoca una reacción. La obediencia atrae nuevo tiempos de bendición y la desobediencia también atrae nuevos tiempos pero de maldición.
C. Donde hay obediencia hay bendición, y en estos tiempos de pandemia, la obediencia está marcando la diferencia.
D. Dios todos los días nos está hablando por medio de su palabra y nos está desafiando a ser hacedores de su palabra: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” (Santiago 1:22).

IV. DEBEMOS COMPARTIR EL MILAGRO
A. Me gusta la frase del programa “Bendecidos para Bendecir” que dice ” UNA BENDICION COMPARTIDA ES DOBLE BENDICION”.
B. Esta acción de compartir activa nuestro futuro y garantiza nuestras cosechas. Dios comparte sus milagros con aquellos cuyo corazón están dispuestos a sembrar: “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,” (2 Corintios 9:10). Ananías y Safira quisieron engañarle al Captador (El pastor) y les fue mal (Hechos 5:1-11).
C. Los sirvientes llevaron el vino hasta el maestre sala (Captador) y fue el maestre sala quien dijo que este nuevo vino era mejor que el anterior.
D. Los pastores todos los días estamos liberando una palabra profética declarando que está llegando “UN NUEVO TIEMPO MEJOR QUE EL ANTERIOR”.

CONCLUSION

Estas cuatro lecciones nos ayudarán a estar preparados para experimentar un nuevo tiempo de bendición de parte de Dios. Solo debemos ponerlos en práctica y veremos que funciona así como funcionó en las bodas de Caná de Galilea.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Miguel H.
Consejería