COMO SER BENDECIDO EN ESTE TIEMPO

  • Escrito por: Ministerio Plenitud

TEMA: COMO SER BENDECIDO EN ESTE TIEMPO
TEXTO: SALMOS 37:1-40
INTRODUCCIÓN
La Biblia dice: “Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.” (Salmos 37:3-5).
A través de este pasaje vamos a ver algunos consejos para ser bendecidos por Dios en este tiempo.

I. SEGUIR EL CAMINO DE LOS BUENOS
A. En este pasaje se nos muestra dos caminos, el camino de los malos y el camino de los buenos, y nos confronta a tomar una decisión.
B. El camino de los buenos, es el camino de los que confían en Dios. Ese camino no siempre es el mejor, hay un momento en que el justo mira como prospera el pecador pero llega el momento en que pasa las riquezas del impío y llega su castigo por causa de sus pecados.
C. En el camino de los justo, la prosperidad es lenta pero es duradera, permanente y heredada por la familia. No se enoje porque otros prosperan porque lo que viene rápido, rápido se va.
D. El camino a la bendición no es el más corto pero es el más duradero, es el que hace que disfrutemos de la bendición de Dios en vida.

II. DELEITARSE EN JEHOVA
A. Aparte de seguir el camino de los buenos, la Biblia dice que debe deleitarse en Dios. Las personas se deleitan tanto en lo bueno como en lo malo pero si queremos ser bendecidos debemos deleitarnos en Jehová.
B. El deleite tiene que ver con “dar gran gozo o placer a; ser altamente satisfecho, regocijo”.
C. Si estamos siguiendo el camino de Dios no debe ser para quejarnos sino para deleitarnos en su presencia; el deleite es sin queja, sin cansancio, sin murmuración. La Biblia dice que todo lo que hagamos tenemos que hacerlo como para Dios: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.” (Colosenses 3:23-24).
D. ¿Cómo sabemos se nos deleitamos en Dios?
1. Cuando no nos quejamos por lo que hacemos.
2. Cuando oramos, cuando lo buscamos no por necesidad sino porque amamos su presencia.
E. Tenemos que reflexionar porque muchas cosas hicimos sin deleitarnos. Los que servimos a Dios no es por necesidad sino porque Dios así lo quiso. Si hace un culto o una célula, tiene que hacerlo con deleite porque de lo contrario no habrá bendición. De nada sirve hacer una milla más si lo hacemos quejándonos.
F. Hay mostrar que somos felices de representar a Dios en la tierra. Cuando la persona se deleite en Dios, automáticamente Dios lo va bendecir. Si se deleite en lo que hace, Dios lo va bendecir. Entonces, el concederá las peticiones de su corazón ¿Cuáles son sus peticiones? ¿Cuáles son sueños?

III. ENCOMENDAR A JEHOVA NUESTRO CAMINO
A. Encomendar a Jehová quiere decir que, lo que queremos hacer debemos presentárselo a Dios porque tenemos que hacer su voluntad.
B. No se puede tomar decisiones sin haberse encomendado a Dios.
C. Aun los buenos deseos son malos cuando no están en la voluntad de Dios.
D. Hay cosas que Dios permite y nosotros tenemos que aceptar su voluntad. Encomendar a Jehová nuestra vida, es aceptar la voluntad de Dios.

IV. CONFIAR EN DIOS
A. Confiar en él, es dar por hecho que Dios hará conforme a su voluntad lo que hemos pedido.
B. Si confiamos en Dios, el plan de Dios se va cumplir en nuestras vidas. Todo lo que va ocurrir en el futuro es porque confía en Dios.
C. La confianza en Dios nos lleva a creer que no nos vamos a morir hasta que Dios cumpla su propósito en nuestra vida: “Jehová cumplirá su propósito en mí;…” (Salmos 138:8). No podemos vivir amedrentados de que vamos a morir, tenemos que confiar en Dios.
D. Confiar en Él es vivir y trabajar por los sueños. También, confiar en Dios es dejar que trabaje en mí vida. Dios se encarga de cumplir los deseos del corazón, no necesitamos ayudarle.
E. La prueba de confiar en Dios es la paz que tenemos al saber que Él hará su voluntad en nuestras vidas.

V. APRENDER A ESPERAR EN LA VOLUNTAD DE DIOS
A. Si quiero ser bendecido por Dios en este tiempo, debo esperar en Dios en este tiempo.
B. No sirve de nada esperar protestando, se tiene que esperar en silencio.
C. Esperar en Dios hasta que nos pueda prosperar, es esperar en silencio.
D. El profeta Elías espero en Dios y en tiempo de crisis nunca le faltó el agua y el alimento. La viuda espero en Dios y Él le envío al profeta Elías para bendecirla. En tiempos de crisis comieron bien porque supieron esperar en Dios.
E. Si esperamos de las personas nada vamos a recibir, pero si esperamos en Dios vamos a ser bendecidos. La bendición llegará en su tiempo por eso debemos aprender a esperar en Dios.

CONCLUSIÓN
En los momentos difíciles Dios no nos abandona. En los momentos difíciles vamos a ver el favor de Dios para nuestras vidas. Las situaciones difíciles terminan en bendición para los que confían en Dios.

Iglesia Ministerio Plenitud
Reverendo Nain Villagomez
Pastora Marlene Muñoz Soliz
Santa Cruz, Bolivia

Avatar
Autor: Ministerio Plenitud
Consejería